Propiedades del té verde: garantía de salud y bienestar

Te verde

Los tés verdes ofrecen muchas propiedades y beneficios para tu salud. Los tés verdes se cultivan principalmente en China y Japón, de hecho es la variedad de té más consumida en los países orientales. Se elaboran a partir de hojas y brotes de la Camellia Sinensis. En general son mucho más suaves y livianos que los tés negros, pero más intensos y con más cuerpo que los tés blancos. Los tés verdes ortodoxos nos ofrecen un amplio abanico de aromas y sabores.

Los tés verdes chinos son más suaves, dulces, aromáticos y delicados que los japoneses. Estos últimos son más intensos y astringentes, predominando las notas a vegetales crudos, algas y limón. Los tés verdes chinos se caracterizan, por tener sutiles notas a vegetales cocidos y nueces tostadas.

Propiedades del te verde

Entre las propiedades del te verde destacan las propiedades diuréticas, es de gran ayuda para aquellas personas que tienen retención de líquidos y les cuesta mucho bajar de peso.
Ayuda a combatir las bacterias de la boca, cuidando los dientes y previniendo el mal aliento. No contiene calorías y es rico en nutrientes.

Podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra salud es beber té verde.

Diferencias entre el Te en hebra y el té en bolsita

Es importante conocer las diferencias entre un té en hebra y un té en bolsita.

El té en hebra es de mayor calidad, se procesa a mano, su sabor, color y aroma es más suave. A nivel sensorial, permite apreciar todo el encanto del té, sentir su aroma, sabor y color. El té en hebra al tener las hojas enteras conserva todos los aceites esenciales que le dan sabor y aroma a la infusión.

El té en bolsita se procesa mecánicamente, contiene hojas de té viejas y dañadas, por lo que se pierden los aceites esenciales y a su vez, calidad, aroma y sabor. Son muy astringentes (sensación de boca seca), fuertes y amargos.
Los tés verdes son los más ricos en Vitaminas C,E,B y A, polifenóles, fibra, clorofila y teína. Por esto, el consumo regular de este tipo de té es muy beneficioso y previene enfermedades, ya que reduce los niveles de colesterol LDL, las transaminasas y los triglicéridos.

Además, protege de las enfermedades coronarias. Así mismo, por su contenido en polifenoles, como la catequina (un 30 % en este tipo de té) tiene poder anti cancerígeno.
Su alto contenido en antioxidantes lo convierte en una excelente arma contra los radicales libres, sustancias derivadas del metabolismo celular que dañan el ADN.

¿Tienes más dudas o algún comentario al respecto? ¡Estaremos encantados de escucharte!

tecnico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *