Té Negro

Gracias a su alta oxidación, posee un nivel de teína mayor y un aroma mucho más intenso que otras variedades de té.
Es el tipo de té más consumido en occidente, habitualmente se toma con leche, con crema, con azúcar y hasta con limón.
Estimulante, alto contenido en minerales, propiedades antioxidantes y diuréticas.